28 ene. 2009

Fundamentos: El Arte de la Fuga y la Ofrenda Musical

El Arte de la Fuga BWV 1080 es ciclo incompleto de obras que J. S. Bach (1685-1750) comenzó a escribir hacia 1740 y publicada al año siguiente de su muerte. Contiene 14 fugas y 4 canons y es una exploración en profundidad de los procedimientos contrapuntísticos aplicados a un solo tema bastante sencillo. No tiene indicada ninguna instrumentación, por lo que ha sido interpretada en combinaciones instrumentales muy variadas.
La Ofrenda Musical BWV 1079 es una obra surgida de la invitación a improvisar en un pianoforte Silbermann durante el encuentro de J. S. Bach con Ferderico II de Prusia en 1747. Federico II ofreció a J. S. Bach el siguiente tema, conocido después como Tema regio, sobre el que Bach improvisó un ricercare a tres voces.

Dos meses después del encuentro Bach envió a Federico II un ciclo de piezas elaboradas sobre ese tema regio. En él se incluyen 2 ricercares, 10 canons y una Sonata a trio para flauta, instrumento que Federico II dominaba. Salvo esta sonata el resto de las obras no tienen una indicación precisa de la instrumentación lo mismo que ocurre en El Arte de la Fuga.
En ambos casos destaca la maestría mostrada en el manejo del Canon y la falta de soluciones, puesto que se tratan de una muestra de ingenio, tanto en la composición como en la interpretación reservada a personas y músicos inteligentes. Ese aspecto abstracto e intelectual ha hecho que algunos críticos consideren "poco musicales" estas obras.

En la imagen superior puedes ver un cuadro que representa a Federico II interpretando con Bach... pero no con Johann Sebastian sino con uno de sus hijos que estaba a su servicio y durante siglos tuvo más fama que su padre: Carl Philipp Emanuel