15 dic. 2010

¿Por qué se empieza a escribir la música?

Este es un ejemplo muy "gráfico" de la necesidad de utilizar un sistema que permita perpetuar melodías de una manera exacta. La transmisisión oral ha sido siempre un medio fundamental de transmitir la música, y en cierta manera lo sigue siendo, pues la escritura siempre tiene una cierta inexactitud que impide una representación exacta de la interpretación esperada. Si a ello unimos que precisamente "interpretar" es dar una versión personal de la obra añadimos más elementos imposibles de fijar en una partitura.
¿Qué hubiera pasado si en aquellos tiempos ya hubiera existido un sistema para capturar y reproducir el sonido? Probablemente la partitura se hubiera inventado más tarde, pero se habría inventado de todas maneras. La música es un arte que se desarrolla en el tiempo, una obra no se puede abarcar de manera instantánea. La partitura introduce una nueva dimensión para apreciar y comprender la música que nos permite abarcar todos los eventos de un solo vistazo. Así puedo contemplar el final mientras lo comparo con el principio, observar si el compositor utiliza elementos extramusicales en su inspiración, comprobar proporciones, relaciones de simetría, espejo, traslación,... en una palabra analizar para comprender mejor.
Si bien la partitura nació como intento de conservar la música inalterable, hoy su uso se ha extendido como medio de comprender la obra.