20 abr. 2009

Análisis: Un gran y desconocido maestro del Barroco

laxatondelantemin Como siempre os comento en clase hay muchos grandes compositores en la época barroca además del gran Bach. Hoy os traigo aquí a alguien casi desconocido que rivalizó con el mismo Bach en grandeza: Johann Sebastián Mastropiero (7 de marzo-28 de diciembre). Si hay que reconocer a Felix Mendelssohn (1809-1847) que redescubriera a Johann Sebastian Bach (1685-1750), el gran ensemble vocal-instrumental Les Luthiers nos han descubierto para la posteridad a este gran, grandísimo maestro.

Su gran obra maestra es la Cantata Laxatón BWM314. Se trata de una cantata profana que algunos atribuyen a la inspiración de la Cantata del Café BWV211 de Johann Sebastian Bach. La polémica la acompañó desde el mismo día de su estreno. Muchos querían ver y oír en ella una imitación clara e irreverente de las Cantatas de Bach. Pero son muchos los elementos que hacen de esta cantata una obra maestra única en su especie:

- Su interés estético por aliviar las tensiones internas de cuerpo del mismo modo que las cantatas religiosas lo hacen con las del alma.

- La calidad, profundidad de mensaje y musicalidad  de su texto poético extraido del Codex Prospectorum.

- Su impresionante instrumentación original y única por su uso de instrumentos poco nobles como las trompetillas a las que increíblemente da una expresividad y un sonido magistral.

- La inclusión de ritmos del nuevo mundo que son un guiño al barroco “colonial” necesario para los momentos finales de esta cantata.

Sin querer entrar en la polémica, son muchos los argumentos que hablan a favor de la superioridad de la obra del maestro Mastropiero. Pero una esencial, su cantata contribuye al bienestar y relax como ninguna otra obra en la historia de música, mientras que la de Bach induce al nerviosismo, la falta de sueño y el consumismo más banal.

Y tú, ¿cuál prefieres? agui_o