14 nov. 2009

Debussy Pour les 'cinq doigts' (1915)

image C. Debussy (1862-1918) Comenzó su serie de 12 estudios para piano con esta obra Pour les 'cinq doigts' - d'après Monsieur Czerny descendiente  directa de aquella primera pieza de su Children’s Corner Doctor Gradus Ad Parnasum Si en aquella ocasión el “homenajeado” era el estudio/ejercicio para piano de M. Clementi , en esta ocasión es C. Czerny el objeto de su inspiración y de su humor.
imageEn esta pieza se juntan el humor y el deseo de experimentar nuevos recursos de composición con conceptos antiguos y muy limitados. El motivo inicial es tan sencillo e insulso que pocos compositores hubieran ni siquiera considerado desarrollar una obra a partir de esa idea tan “despreciable”. Pero el genio de Debussy es capaz de inspirarse en tamaña fruslería y desarrollar una pieza llena de humor y encanto donde podemos ver muchas de las características de su estilo, desde el uso de notas añadidas, a las descontextualizadas armonías cromáticas wagnerianas, pasando por el uso de las escalas pentatónicas y modales,… Todo para demostrar que el gran tema de Czerny puede situarse junto a las melodías más inspiradas y nobles de la historia de la música.
Los estudios de Debussy cumplen una doble función, por un lado son estudios para desarrollar la técnica y expresividad del pianista, pero por otro son estudios de composición, del mismo modo que los estudios de los pintores sobre determinados temas. A Debussy le interesa tanto la técnica pianística como la técnica compositiva. Desde este punto de vista sus estudios son un auténtico tratado de composición. Pero un tratado de composición sin texto, sin guía, de modo que debe ser el lector quien sepa aprender las lecciones de las obras mediante el análisis.
Del mismo modo que Debussy rechaza indicar la digitación por que cada mano es diferente y la solución a los pasajes es personal de cada artista/pianista, parece rechazar presentar explicaciones porque lo que cada cual puede aprender de cada estudio va a estar determinado por su capacidad de análisis, intuición y oído. Hay cosas que se sienten y no se pueden explicar, desarrollar una terminología que aplicar a la explicación de su técnica compositiva significaría convertir a su música en académica, justo esa academia trasnochada de Vicent D’Indy que tanto rechazaba. 
En fin una obra y unos apuntes analíticos algo superficiales para comenzar nuestra propia investigación y aprendizaje de la obra.